Legado editorial de Francisco Zegers revive en Campus Creativo

Junto a Pólvora Editorial, UNAB presentará “Mover a Zegers”, exhibición y conversatorios que buscan rescatar el patrimonio de esta figura clave del mundo cultural de los años 80.

El Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello y Pólvora Editorial presentarán “Mover a Zegers”, una exposición y un ciclo de conversaciones que girarán en torno a la figura de Francisco Zegers, artista, publicista y editor que fue una figura clave del mundo cultural de los años 80, al ser responsable de publicar a gran parte de la escena artística chilena.

La inauguración será el jueves 2 de agosto a las 19:00 horas en el Hall Central del Campus Creativo, ocasión en la que se podrá apreciar el rescate patrimonial de la obra de este editor quien, a través de la publicación de contenidos de crítica cultural, abrió un espacio necesario para el debate intelectual en un período histórico donde la distribución era limitada.

Esto hace que hasta el día de hoy sus libros sean documentos de gran valor, pudiendo encontrar dentro de su colección obras como “El infarto del alma” de Diamela Eltit y Paz Errázuriz, “Cuerpo correccional” de Nelly Richard, el catálogo “Pinturas postales” de Eugenio Dittborn, entre otras.

UNA FIGURA AUTODIDACTA Y VISIONARIA

Paulina Varas, investigadora y docente del Campus Creativo, se encontraba trabajando junto a Pólvora Editorial, cuando el organismo le propuso hacer esta muestra.

“En Pólvora están haciendo este ejercicio de reactivación del legado editorial y crítico de Francisco Zegers, cuyos libros, al ser publicados la mayoría durante la dictadura, tuvieron muy baja distribución por las condiciones sociopolíticas que vivíamos. En general, no tenían una amplia circulación, era de mano en mano, en espacios muy puntuales, no como podría ser hoy un libro de Diamela Eltit, por ejemplo”, explicó la académica.

Sobre la importancia de la figura de Zegers, destacó que fue alguien autodidacta, “pero en base a la práctica y no necesariamente por un ámbito académico, y eso es importante porque habla de la autoformación. Era un hombre muy preparado, tuvo una de las empresas publicitarias más exitosas de Santiago y, además, en su labor como editor acogió un tipo de expresión artística que en ese tiempo no tenía cabida”.

De esta forma, la investigadora agregó que Zegers “tenía una actitud visionaria, de arriesgarse para apoyar la producción y difusión cultural, no sólo con los autores sino además con la manera de hacer los libros, eso pocas personas lo tienen. Y es destacable porque hoy todo tiene que ser certificado, lo que es conocido, cuando también es importante la mirada de distintos actores”.

Estas cualidades del editor son extrapoladas por Paulina Varas a la visión interdisciplinaria que tiene el Campus Creativo UNAB. “El valor pedagógico del material de Francisco Zegers editor radica en la diversidad de contenidos y en la complejidad. Por ejemplo, en el Campus Creativo el estudiante de Periodismo puede tener clases con alumnos de Arte, entonces la experiencia se enriquece porque tienes acceso a otras prácticas y maneras de ver el mundo”, concluyó.

Programa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.