Proyecto “Autocuidado y prevención de ITS” demostró la importancia de aprender haciendo

Las profesoras de Formación General UNAB a cargo de esta iniciativa, enmarcada dentro de Vinculación con el Medio, dieron a conocer los resultados obtenidos y reconocieron a los estudiantes y colegios participantes.

Debido al alza que han tenido las infecciones de transmisión sexual en Chile, especialmente entre los jóvenes, las profesoras Evelyn Garlick y Consuelo Martínez de Formación General de la Universidad Andrés Bello, decidieron desarrollar un proyecto que acercara la educación sexual y lograra generar conciencia sobre este problema.

Así nació la iniciativa “Autocuidado y Prevención de ITS desde una metodología innovadora dirigida a estudiantes y profesores de establecimientos educacionales de E. Básica y Media de la Región Metropolitana”, el cual fue financiado por la Dirección de Vinculación con el Medio de la Universidad.

El trabajo lo realizaron con los colegios INSUCO2, Liceo Darío Salas y Liceo Bicentenario Ramón Barros Luco de Santiago, específicamente con los cursos de 7° y 8° básico, además de 1° y 3° medio. Con ellos se aplicaron talleres lúdicos donde los jóvenes pudieron aprender haciendo gracias al material didáctico especialmente diseñado para ello, el que incluyó juegos como ludo, trivia y hasta un rosco como el de Pasapalabra.

En este proyecto participaron estudiantes de diversas carreras de la UNAB como Enfermería, Tecnología Médica, Periodismo, Diseño, Arquitectura e Ingeniería, quienes ayudaron en el diseño y realización del material didáctico, de medición, audiovisual y de publicación, además del programa radial “Proyecto Social” sobre educación sexual que se difundirá prontamente por la radio del Campus Creativo.

CONECTADOS CON LA COMUNIDAD

La profesora Evelyn Garlick destacó el éxito y los buenos resultados que consiguieron tanto por lograr realizar un trabajo mancomunado con distintas facultades de la Universidad, como por ser un aporte para las comunidades escolares con las que trabajaron. “Cuando un proyecto es bueno, significa que las metas que se tienen se cumplen”, aseguró.

Asimismo, señaló que “hay una bidireccionalidad porque toma las necesidades sentidas de la comunidad. Nuestro objetivo es entregar educación sexual desde otra óptica, para que el estudiante pueda discernir; es importante que tenga información fidedigna, científica y actualizada, pero no es pasarle un condón, es que tenga herramientas para que pueda reflexionar sobre su comportamiento”.

La académica UNAB agregó que todo fue posible porque los colegios les abrieron las puertas y porque estudiantes de distintas carreras se motivaron por ser parte de esta iniciativa. “Creo mucho en lo que significa la interdisciplinaridad conectada con la comunidad. Además, estamos formando profesionales que tienen conciencia de donde van a trabajar”, recalcó.

Un ejemplo de ello es Ignacio Bozzo, de Tecnología Médica mención oftalmología, quien fue parte del proyecto a través del diseño de juegos y metodología, además de participar como capacitador y monitor, y en la redacción de un manual para que los profesores puedan implementar después los juegos creados.

“Realmente me siento muy contento con los resultados y ver que se sumaron otras escuelas me emociona porque se expande y hay nuevas ideas. Los distintos juegos van a permitir una mejor llegada con los estudiantes en los colegios y esa es la idea, que cada uno se sienta partícipe en esto y lo haga suyo porque así logramos conectar aún mejor con los estudiantes”, manifestó Ignacio.

Finalmente, Pablo Laplace, director de la carrera de Periodismo UNAB, también se mostró satisfecho con la inclusión de sus alumnos en el proyecto. “La naturaleza de Periodismo es esa, hacerse cargo de los asuntos públicos y las ITS son un tema nacional, por lo que nosotros, como una carrera altamente social, tenemos que hacernos cargo”, dijo.

Cabe destacar que, en la jornada de socialización del proyecto, además de presentar el material que se desprendió de éste y su impacto, se entregó un reconocimiento a los estudiantes UNAB que participaron en su desarrollo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.