Revisa la nota de nuestro docente e investigador, Marcelo Vizcaíno, en LUN

Marcelo Vizcaíno se propuso como meta catalogar la mayor cantidad de edificios que fueron levantados en Chile para albergar salas de cine. Ya lleva 135 en Antofagasta, Santiago, Valparaíso, Viña del Mar, Concepción y Punta Arenas y tiene fe en que se superará loa 200.

Este doctor en Arquitectura y docente de la Universidad Andrés Bello está convencido de que la sobre nuestra historia y sobre cómo somos, tanto como el Mundial del 62 o la cueca.

La investigación lleva por nombre “Chile en proyección: inventario y valoración de antiguas salas fotográfico, del que forman parte las imágenes que acompañan esta nota.

“Ir al cine era un evento social, no algo trivial como ahora. Los cines solían ser construcciones Mayer tuvieron salas acá para exhibir sus filmes. También hubo muchos edificios en barrios periféricos”, El auge de construcciones de cines se produjo entre las décadas de 1920 y 1960. En las localidades en el norte del país, también hubo cines emblemáticos, en su mayoría ligados a la producción estéticamente, muy parecidos a los teatros italianos. Con el paso del tiempo se fueron haciendo Templos y tiendas

La mayoría de los cines catastrados por el arquitecto son usados ahora con otros fines o fueron construcciones emblemáticas, como el Cine Santa Lucía, cuya demolición me parece una aberración, multitienda”, ejemplifica Vizcaíno.

Una buena parte de estos cines albergan hoy a templos evangélicos, lo que no es casual: “Es además ya cuenta con las butacas para recibir a los feligreses”, aclara.

El profesional desea que este catastro, más allá del registro, sirva para que las comunidades mercado.

“Se trata en su mayoría de edificios que ocupan grandes extensiones de terreno, lo que los hace declararse monumento histórico, como acaba de pasar con el Cine Nacional en Antofagasta”.

Eso sí, habla no solo de salvarlos del olvido, sino que también pide darles una nueva vida. “Quizá películas cambió, pero sí podría conservarse su arquitectura porque aporta al espacio y a nuestra por lo moderno. Tal vez tenga que ver con la ocurrencia de los terremotos”, afirma.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.